Descubre exquisitas recetas para hidratar tu cuerpo de forma saludable

Se acercan las altas temperaturas y con ellas la necesidad de tomar mucho líquido y además a fin de año necesitamos un poco más de energía, que se puede encontrar en diversas preparaciones nutritivas hechas con vegetales que entregan un toque extra y delicioso para lucirse en los días más calurosos.

La hidratación debe ser constante durante todo el año, pero se vuelve fundamental en verano donde el calor produce una mayor pérdida de líquido debido a la sudoración y a la perdida de electrolitos. Esto trae consecuencias que pueden ser peligrosas para tu salud, más considerando que el cuerpo humano está compuesto mayoritariamente de agua.

Algunas de las consecuencias de estar deshidratado son los dolores de cabeza, la falta de concentración, aparición de cuadros de estrés, mayores probabilidades de lesionarse, convulsiones, desmayos, malestar general, problemas úricos y renales, etc. Además, existe un segmento de la población más vulnerable a la deshidratación: los adultos mayores, enfermos crónicos, bebés, niños y personas que estén constantemente expuestos a trabajos al aire libre.

Reconocer los síntomas de la hidratación

La sed es el primer indicador, es la señal del organismo para reponer la pérdida de agua, por ello en verano la sentimos con más intensidad y bebemos agua más seguido. Otros síntomas son lengua y boca secas, irritabilidad, problemas para concentrarse, orinar menos y orina más oscura, fatiga, mareos y piel seca o sin elasticidad. Otros síntomas más graves son la perdida del conocimiento, delirios, taquicardia, problemas para respirar, etc.

Las frutas y verduras también nos ayudan a hidratarnos

La hidratación no solo proviene del agua que tomamos, los alimentos también contienen agua y nos la aportan a través de la deglución. Incluso hay alimentos que pueden ayudar a hidratarnos más rápido que el agua pura, como el agua de coco.

Estos son algunos de los alimentos que más hidratan y que deberías incluir en tu alimentación diaria:

Lechuga

97% agua

Sandía y melón

92% agua

Pepino

97% agua

Apio

95% agua

Frutilla

92% agua

Durazno

84% agua

Tomate

94% agua

Y, por el contrario, también existen líquidos que nos hidratan muy poco, como las bebidas carbonatadas, el café, el té, los líquidos altos en azúcar y todas las bebidas que contengan alcohol.

Recetas para un verano lleno de sabores y salud

Como ya te contamos, existen variados síntomas y consecuencias de la deshidratación y los vegetales pueden ser de gran ayuda para refrescarnos y nutrirnos al mismo tiempo. Por ello te dejamos unas deliciosas recetas para que prepares en esta temporada.

Agua saborizada con pepino, limón y menta

En otros lugares del mundo como en México el agua de pepino es una preparación muy recurrente para saciar la sed. El pepino es una de las verduras que más agua aportan al cuerpo, y si además lo utilizamos para saborizar los líquidos, obtendremos una bebida extra hidratante.

Ingredientes (4 porciones):

  • 1 ½ litro de agua pura
  • Menta fresca al gusto
  • 1/4 de pepino cortado
  • 1 limón

Lavar muy bien y cortar el limón y el pepino en rodajas muy finas. Agregar las hojas de menta sin sus ramas y revolver. Refrigerar y servir muy helada.

Jugo de zanahoria, apio y pepino

Este jugo combina algunas de las verduras más hidratantes y además nos entrega maravillosos nutrientes.

Ingredientes (1 porción):

  • 200 ml de agua pura
  • Limón
  • ½ zanahoria
  • ¼ de pepino
  • 1 ramita de apio
  • Un trozo pequeño de jengibre

Exprimir el jugo de medio limón y pelar la zanahoria. Agregar todos los ingredientes a 200ml de agua (un vaso) y batir. También puedes usar un extractor de jugo utilizando menor cantidad de agua.

Agua de pomelo, naranja y romero

Esta preparación es un gusto adquirido y luego de la primera impresión no querrás dejar de tomarla.

Ingredientes: 4 porciones

  • 700 ml de agua
  • 5 rodajas de pomelo
  • 1 limón
  • 1 ramita de romero o al gusto
  • Jugo de 2 naranjas

En un jarro coloca el jugo de naranja natural y el agua. Corta el pomelo y el limón en rodajas y agrégalos. Introduce la ramita de romero y opcionalmente puedes agregar jengibre. Deja refrigerar por al menos 2 horas.

Granizados de sandía

Quizás la más deliciosa de las preparaciones y una de las favoritas de los niños y niñas ¡Es casi un helado, pero mucho más saludable! Puedes ir variando la fruta, pero te enseñaremos a realizar el granizado de sandía ya que es la estrella del verano.

Ingredientes (4 porciones):

  • 1 kilo de sandía
  • Endulzante a gusto (solo en caso de ser necesario)
  • 200-250gr de hielo

Corta la sandía en trozos y quita sus pepas y cascara. Coloca los ingredientes en el vaso de la licuadora y tritura hasta obtener consistencia de granizado. Puedes agregar más o menos hielo según tu preferencia ¡También puedes agregar una ramita de menta!

Share This