Descubre qué espera el mercado laboral para este año y por qué la generación Z es clave para estos cambios.

El 2022 ya quedó atrás y con él una las épocas de mayores y más acelerados cambios laborales que se han vivido en la historia reciente. Y es que en marzo de 2020 la humanidad se vio enfrentada a un inédito confinamiento donde a pesar de estar en sus hogares, las personas podían estar perfectamente comunicadas con su trabajo, haciendo del trabajo remoto una tendencia impuesta por las circunstancias, que terminó convirtiéndose en un modelo ideal para algunos sectores.

Y aunque han pasado 3 años de esto, el mundo laboral cambió para siempre, no solo en las personas que ejecutaron trabajos a distancia, también a nivel organizacional, contribuyendo a que incluso grandes empresas se cambiaran a un sistema de trabajo remoto o híbrido.

Trabajo remoto

Y de esto saben en New York, donde según un reciente artículo de la BBC, desde 2020 se ha vivido un éxodo masivo a otras ciudades con más 300.000 personas cambiando la vida agitada de la ciudad por una más tranquila y así obtener una mejor calidad de vida, entre otras razones, todo facilitado gracias a la decisión de algunas empresas de cambiar totalmente al teletrabajo, permitiendo que ya no fuese necesario que las personas vivieran cerca de sus empleos.

En este nuevo escenario cada año parece ser en realidad una nueva época. Y es que hoy vivimos una realidad de extrema conectividad y globalización en la que las tendencias actuales responden a los fuertes cambios que hemos vivido, dejando cierta incertidumbre en las organizaciones.

Por esto, hoy compartimos algunas de las tendencias que estarán presentes en este 2023, según lo publicado por agencias expertas en tendencias y recursos humanos como ReasonWhy y Deel, entre otras, incluyendo nuestra visión como Grupo VIVEACTIVO y nuestra experiencia como expertos en bienestar y calidad de vida.

Trabajo híbrido

El trabajo híbrido seguirá en incertidumbre

Una de las tendencias 2022 fue la vuelta a la presencialidad y a la vez la adopción del trabajo híbrido que no estuvo exenta de problemas. Tal como reveló la plataforma Tinypulse, a nivel global el 80% de los gerentes o líderes de equipo informaron que la modalidad híbrida era agotadora para los empleados. Para este año se espera que el trabajo híbrido sea más natural para las organizaciones, mejorando los horarios y disminuyendo el traslado de los trabajadores.

La generación Z

En este año la generación Z se integrará fuertemente al mercado laboral y su visión del mundo revolucionará las empresas. Esta generación es idealista y exigente, prioriza su salud mental y tiene una alta movilidad laboral, no dudan es sacar su voz si creen que están presenciando o viviendo una situación de injusticia o discriminación. También están atentos a las prácticas medioambientales de las empresas en las que trabajan y tienen un alto poder para influenciar a otros de su generación si creen que su causa es justa. Sin duda las empresas tienen el desafío de adaptarse a esta nueva fuerza laboral y no al revés.

El Metaverso y la tecnología IA

La palabra Metaverso fue una de las grandes tendencias del 2022 luego de la transformación digital de la empresa Facebook y en este año otras grandes empresas han anunciado incorporarse a esta tendencia. Por su parte la tecnología de inteligencia artificial, IA o AI en inglés, se ha posicionado como un recurso prontamente indispensable en el mundo empresarial. Estas nuevas tecnologías tomarán más fuerza este año, especialmente la inteligencia artificial que tienen la capacidad para acelerar procesos, recopilar información y facilitar métodos predictivos.

Onboading y la pérdida del talento

La generación de los millennials y hoy también la generación Z, han colocado al bienestar de los trabajadores en el centro del debate sobre las practicas empresariales. En un ambiente laboral de alta movilidad, renuncia silenciosa y fuga de empleados, se hace necesario trabajar en la adaptación y en un proceso de incorporación (onboading) – eficaz y amigable. Como dato extra, según ReasonWhy el 90% de los trabajadores decide durante los primeros 6 meses si continuar o no en su trabajo. También recomendamos estar al tanto de los términos Quick quitting y Happyshifting.

Flexibilidad y reducción de la jornada laboral

Lo que entendemos por productividad quedó entredicho durante la pandemia y los nuevos empleados saben de esto mejor que nadie, ya que se han transformado en una generación que ha experimentado más el trabajo remoto o híbrido que el presencial, probando y demostrando todas sus ventajas. Y gracias a esto se habla de garantizar mayor flexibilidad laboral, poniendo énfasis en el cumplimiento de metas por sobre el cumplimiento de horarios.

Gracias a este debate también ha tomado con fuerza a nivel mundial la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales o al menos de lunes a viernes. Esto supone un cambio interesante que busca mejorar la productividad sin agotar a los trabajadores.

 

Sin duda podemos resumir estas tendencias como la llegada clave de una nueva fuerza laboral, reducciones de la jornada y mayor exigencia de los colaboradores hacia las empresas que tienen la misión de estar acorde a los tiempos que hoy se viven.

Share This