¿A tus hijos les cuesta comer frutas? Es posible que a medida que crezcan prefieran alimentos procesados por sobre los naturales, por eso aquí te entregamos recomendaciones para incentivar el consumo de frutas, aprovechando las frutas estivales.

Llega el verano y la oferta de fruta se vuelve más variada. Además, es la oportunidad perfecta para consumir algunas de las frutas más nutritivas, como las frutillas, frambuesas, arándanos, mango, melón, sandía, uvas, etc.

Pero, a medida que los niños crecen y prueban otros alimentos, el consumo de los más naturales puede bajar, y comer un paquete de galletas les resulta más atractivo.

De hecho, en Chile el consumo de frutas es muy bajo y según un estudio publicado por el MINSAL, el consumo promedio es de 168 g/día para la población en general, además esto se ve condicionado por los recursos económicos de la familia. Por ejemplo, la población con mayores ingresos consume un promedio de 216,0g/día, mientras que quienes tienen menores ingresos, sólo consumen 148,8g/día.

Las frutas más consumidas en nuestro país son: Plátanos, manzanas y naranjas.

Consumo recomendado

El consumo recomendado para un adulto es de mínimo 400 gramos de frutas al día, según diversas fuentes y estudios. En el caso de los niños, por ejemplo, uno de 2 años debe consumir 1 taza de frutas diarias, mientras que a uno de 3 años se le recomendará 1 ½ taza. Pero esto puede variar por el peso y otras características que deben ser determinadas por su médico pediatra o nutricionista a cargo.

Otro dato importante es que en chile se busca incentivar el consumo de al menos 5 raciones de frutas y verduras al día, pero según la OMS, sólo el 15% de los chilenos lo cumple.

Viendo las estadísticas, no es difícil concluir que en nuestro país los niños también consumen menos frutas y verduras de las recomendadas. Y a esto debemos añadir que tenemos un 34% de obesidad en adultos y más de un 12% de obesidad en niños y niñas.

Más fruta entera, menos jugos

Para la American Academy of Pediatrics, el consumo de frutas en niños mayores de 1 año debe ser mayor al de jugos naturales. Mientras que el consumo de jugos artificiales no está recomendado.

Además, recomiendan que la porción de jugos naturales debe limitarse a máximo 4 onzas al día para niños entre 1 a 3 años, es decir, máximo 118ml. Mientras que, para niños entre 3 y 4 años, la porción recomendada es de 4 a 6 onzas, máximo 177ml diarios.

Otro punto importante que destacar es la exposición que tienen los dientes a estos jugos, principalmente en caso de beberlos en mamadera/biberón, ya que, en niños sobre 1 año, genera mayor riesgo de aparición de caries a temprana edad.

¿Cómo incentivamos su consumo?

Como dijimos anteriormente, el verano es la época perfecta para incentivar el consumo de frutas y verduras, pues las altas temperaturas generan la necesidad de ingerir alimentos más frescos e hidratantes. Por esto, a continuación te entregamos algunos tips para motivar el consumo de frutas en tus hijos.

Educar con el ejemplo

Es quizás uno de los consejos más importantes y es tan sencillo como educar sobre la importancia de la alimentación en el desarrollo. Pero, esto debe estar acompañado con el ejemplo.

Se ha demostrado que comer frutas y verduras a la par con los niños, incentiva su consumo en ellos, es decir, se recomienda crear instancias donde coman juntos y conversen sobre lo saludables que son.

Los niños observan el comportamiento de sus cuidadores y crean hábitos de acuerdo con la realidad que viven. La educación en casa es fundamental.

Involucrar

Muy parecido al punto anterior, es la importancia de hacerlos partícipes de las elecciones del menú de frutas de la semana: comprar y elegir las frutas con ellos. Esto les enseñará la importancia de obtener los alimentos y les entregará un sentido de pertenencia y familiaridad más profundo. Otro punto importante es involucrarlos en la preparación: picando, lavando y seleccionando lo que consumirán.
involucrar

Diversidad

Para gustos los colores. Cada persona tiene un paladar distinto y es probable que a tu hijo no le gusten algunos alimentos por ser muy ácidos, dulces o insípidos. Por ello es importante conocer más sobre sus gustos. Experimenta con diversas frutas, deja que pruebe, observe y vuelva a probar. Algunas frutas les parecerán más deliciosas por la mañana, otras en la tarde, algunas picadas y algunas enteras. Incluso es una buena opción combinar y mezclar algunos sabores.

Combinar las frutas con otros alimentos

Como dijimos en el punto anterior, combinar alimentos puede ayudarte a motivar el consumo de algunas frutas. Por ejemplo, avena con manzana, plátano con cacao, etc. Busca recetas saludables a las que puedas incorporar frutas frescas.
involucrar

Utiliza otros recursos

Gracias al increíble acceso a la información del que hoy gozamos, tenemos muchos recursos que podemos utilizar para motivar a los niños y niñas. Algunos de ellos son muy accesibles como libros, materiales didácticos, muñecos y vídeos de internet. Existe una infinidad de recursos muy divertidos que pueden ayudarlos a familiarizarse con algunas frutas e incentivar su curiosidad.

Paciencia

La insistencia ejerce una presión que genera el efecto contrario: aversión. Por ello, la paciencia es tu mejor aliada para estos casos. En vez de insistir diariamente en que coma más fruta, ofrécele diariamente una pequeña porción. Cuando se cumplan aproximadamente 20 días, es probable que esté mucho más familiarizado y puedas aumentar la ración.
involucrar

La importancia de consultar con un especialista

Los consejos que te entregamos son generales, ya que debes tener en cuenta que lo más importante es que la alimentación del niño esté supervisada por un profesional del área que determine la ración exacta que necesita, de acuerdo con su edad y peso.

Lo más importante es asesorarse correctamente y no perder la motivación de educar e incentivar. Ten en cuenta que el consumo de frutas y verduras está directamente relacionado a la esperanza de vida y prevención de enfermedades, por ello son el centro de una alimentación saludable.

¡Esperamos que estos consejos te sean útiles! Recuerda no perder la motivación y aplicar mucha paciencia ¡Vale la pena!

Share This